7 de febrero de 2014

Personal Flow #1 - Grow your own flow


Defino el Personal Flow (Flujo Personal) como el conjunto de mecanismos que desarrolla una persona para organizar y optimizar con un ritmo adecuado sus proyectos, actividades y tareas, tanto personales como profesionales.

Hoy en particular siento la necesidad de empezar a compartir algunos tips en este blog, esperando que pueda motivar y ayudar a otros a desarrollar su Personal Flow.




No puedo recordar cuando empecé a trabajar sobre mi Personal Flow. Es algo tan natural hoy en mi vida que parece que siempre lo tuve. Recuerdo primeros pasos hace más de 10 años, pero no logro identificar como empezó. Recuerdo haber probado y desarrollado varias herramientas al respecto, leído numerosos buenos y malos textos sobre el tema, diseñado y re-definido mi propio sistema múltiples veces, tenido valiosas conversaciones sobre el tema con personas muy diversas. Actualmente ayudo a otros en su camino y sigo recorriendo el mio, con mejoras y cambios continuos para adecuarlo a mis necesidades.

Grow your own flow (Desarrollar tu propio flujo) es mi primer tip en cuanto a Personal Flow, y tiene que ver con dos características fundamentales: el Personal Flow es personal y evoluciona.


1. El Personal Flow es personal
Una mala tendencia que veo en varias propuestas en temas de organización personal es la de definir recetas en "n" pasos (donde está entre 3 y 10) que mágicamente resuelvan todos los problemas que uno venía fabricando con paciencia desde años. En mi experiencia no es así, y a veces aplicar al pie de la letra estas recetas puede generar más problemas que soluciones.

Sin embargo, creo que cada uno tiene que elegir algunos mecanismos, probarlos y adaptarlos a sus propias necesidades. Y para eso hay muchísimo buen material disponible. Con esta serie de posts de Personal Flow, mi idea es compartir algunos tips que me fueron útiles (a mi y/o a personas que ayudé), esperando que algunos puedan ayudar o inspirar al lector.

Pero de vuelta recomiendo no tomar nada por sentado, y al contrario elegir, experimentar, combinar y adaptar todo a su contexto personal.


2. El Personal Flow evoluciona
La segunda regla en el desarrollo de Personal Flow es que si o si tiene que evolucionar en el tiempo. Uno es responsable de no quedarse con una versión estática de su Personal Flow, para poder adaptarse a los cambios profesionales y personales que suelen ocurrir.

En mi experiencia hay un ciclo que se suele repetir:
  1. Cambio grande (Kaikaku) en el Personal Flow para implementar una nueva forma de organizar y optimizar las tareas y proyectos.
  2. Serie de cambios pequeños (Kaizen) para estabilizar el nuevo Personal Flow e incorporarle pequeñas mejoras continuas.
  3. Vuelta al paso 1 cuando surge una nueva necesidad o un cambio importante en lo profesional y/o lo personal. 

Es importante entonces mantener el inconformismo en cuanto a su Personal Flow y buscar constantemente o periódicamente mejoras a realizar. En este sentido recomiendo cultivar la curiosidad constante hacía practicas y conceptos de Personal Flow, analizando distintas  fuentes y conversando con personas diversas al respecto.

Con este objetivo, me gustaría destacar en particular cuatro libros que fueron claves en mi reflexión: Getting Things DoneZen To DonePomodoro Personal Kanban. Cada uno me ayudo a hacer evolucionar mi Personal Flow, algunos en forma drástica y otros más suavemente. 

Espero también que escribir esta serie de posts sobre el tema me ayude a conocer más el Personal Flow de varias personas, para probar nuevas ideas y conceptos y motivar a otros. En este sentido los invito a compartir en comentarios como es su Personal Flow o consejos al respecto.