1 de agosto de 2016

El círculo



Les quiero compartir un post que co-creamos con Martin Alaimo, para destacar la importancia del Círculo en las conversaciones grupales.






De Tribus y Figuras Geométricas

Desde nuestros orígenes tribales y el descubrimiento del fuego, los humanos nos sentamos en círculo. Ha sido un patrón geométrico utilizado de forma natural para compartir comida, conocernos, contar historias o tomar decisiones importantes en los primeros pasos de la civilización.


Desafortunadamente, esta figura geométrica quedó en desuso en muchas conversaciones profesionales grupales, dando lugar a conversaciones con otros patrones geométricos, sostenidas por relaciones jerárquica o comunicaciones unidireccionales; lo que tiende más hacia espacios menos integradores y participativos.



Como lo promueven Christian Baldwin y Ann Linnea en su libro "The Circle Way",  utilizar nuevamente el círculo en conversaciones grupales nos permite salir de estos patrones poco integradores y tener “un líder en cada silla”. Podremos entonces valorar la participación de todos al mismo nivel, con una comunicación horizontal y abierta en todas las direcciones y motivada por un propósito común, ocupando figurativamente el centro del círculo.

Del Arte de Ser Anfitrión 

Art of Hosting (el Arte del Liderazgo Participativo o Arte de Ser Anfitrión) es un “enfoque de liderazgo que escala desde lo personal a lo sistémico mediante la práctica personal, el diálogo, la facilitación y la co-creación de la innovación para hacer frente a desafíos complejos”. Nos propone varias dinámicas para invitar, sostener y explotar conversaciones grupales con sentido. A continuación presentamos algunas de estas dinámicas fuertemente marcadas por la figura del círculo como habilitador de conversaciones integradoras. 

Open Space

Durante el inicio y el final de la actividad se suele utilizar una disposición en forma de círculo. Esto fomenta la igualdad entre los participantes, especialmente necesario al momento de generar la agenda del espacio abierto, invitando a la participación y a la colaboración (más sobre Open Space).

Check-In / Check-Out

Tanto durante el inicio de una reunión como el final de la misma, vernos todos a los ojos, compartir expectativas o logros, es una forma de reforzar la presencia colectiva. Estar presentes significa ponernos atención, enfocarnos en el tema y en el grupo. Estas actividades se realizan generalmente en círculo.

Fishbowl

En esta técnica de conversación grupal, el corazón donde sucede el intercambio de ideas es el círculo. Por fuera de este círculo central conviven varios círculos concéntricos. Si bien el fishbowl marca una diferencia fuerte entre quienes están en el círculo central (quienes conversan) y quienes están en los círculos exteriores (quienes escuchan), dentro de cada uno de estos grupos se promueve la igualdad de condiciones (más sobre Fishbowl).


Del Círculo en Kleer

En Kleer, nuestras actividades de Entrenamiento, Coaching y Facilitación suelen comenzar y terminar en círculo.


Así como promueve Christina Baldwin en su libro "Convocando al Círculo, La Primera y Última Cultura": el círculo es un grupo en donde todos son líderes, lo cual implica lo siguiente:


  • El liderazgo se rota entre todos los participantes.
  • La responsabilidad por la calidad de la experiencia se comparte.
  • El resultado final del círculo depende de la inspiración más que de cualquier agenda personal.
Las tres prácticas que sostienen los círculos y que cuidamos particularmente son:
  1. Se habla con intención: haciendo notar, en el momento, lo relevante a la conversación.
  2. Se escucha con atención: respetando el proceso de aprendizaje de todos los integrantes.
  3. Se cuida el bienestar del círculo: permaneciendo conscientes del impacto de cada contribución.

Te invito a observar, en tus próximas conversaciones grupales, cuáles son las figuras geométricas que se destacan y cómo eso influencia la colaboración entre sus participantes.